From Costa Rican Scholar to Intel Employee: Ignacio’s Story

Hola!

Para este primer blog le pedí a un amigo que nos comparta su experiencia. Ignacio es un empleado de Intel que tuvo la oportunidad de recibir una beca para continuar sus estudios de inglés, y desde allí inicio una carrera muy exitosa como ingeniero. Hoy dos años después nos cuenta su experiencia y como Intel le ha permitido y sigue permitiendo alcanzar sus sueños.

Mi experiencia con Intel comenzó mientras estudiaba en la universidad y buscaba una forma de mejorar mi nivel de inglés para obtener una certificación que me facilitara encontrar un trabajo al finalizar mi carrera. Me enteré entonces que Intel estaba ofreciendo becas para cursos de inglés impartidos por la misma universidad y decidí visitar a la encargada para ver si calificaba a obtener la beca. Logre la beca y  entonces comencé mi curso de inglés.

Aunque el curso en sí me ayudó especialmente a mejorar mucho mi gramática, que hasta entonces era muy deficiente, el principal beneficio de ser becario de Intel fue el conocer gente, o como se le llama acá “el networking”. En una actividad que el grupo de estudiantes becados tuvimos en las instalaciones de Intel, tuve la oportunidad de conocer a las 3 reclutadoras que trabajaban con los programas de estudiantes y pasantías, quienes luego me ayudaron mucho cuando inicié el proceso para ser pasante.

Sin embargo, no quiero dejar de lado que cuando llegó el momento de buscar proyecto de graduación y la encargada de Intel (una de las 3 que había conocido en el evento) presentó las opciones que la empresa ofrecía, el nivel de inglés que obtuve gracias a la beca me permitió optar por el proyecto más llamativo del cual ella mencionó explícitamente: “es necesario un nivel alto de inglés para este proyecto pues estarán en continuo contacto con los compañeros en EEUU.” Al final únicamente 3 personas aplicamos para este proyecto y dos obtuvimos un espacio para trabajar en el departamento.

Debo aceptar, que como en todo nuevo trabajo muchas veces no tenía idea de  lo me hablaban y pasé por todas las etapas de la desesperación: tomar notas, leer todos los documentos y correos que llegan, ir a los entrenamientos, escribir los significados de los acrónimos y mil cosas más para tratar de disminuir la frustración de no entender mucho de lo que me decían (de seguro les ha pasado, o les pasará algún día). Con el tiempo las cosas empiezan a tener sentido y uno logra entender como  su trabajo impacta al resto de la organización.

Orgullosamente el proyecto fue muy bien recibido, no solo por el grupo de trabajo, sino por la comunidad de ingenieros. Tuve la oportunidad de viajar a Oregon y presentar el proyecto en dos conferencias de la compañía. Este evento es un foro donde se presentan proyectos realizados por ingenieros veteranos y  jóvenes que buscan herramientas que hagan sus tareas más sencillas, es realmente enriquecedora porque  permite ver las perspectivas y las formas de resolver los problemas de otros equipos, ampliar la red de contactos y abrir las puertas a la cooperación entre grupos de negocio.

Justo después de terminar el proyecto de graduación fui contratado para continuar en la compañía y llevo ya 2 años y medio en la empresa, donde he tenido la oportunidad de trabajar desde las etapas más tempranas del desarrollo de un producto hasta entregarlo a la fábrica para su producción en masa.

Durante este período se me han presentado oportunidades que han ayudado a mi desarrollo dentro de la compañía, como la posibilidad de trabajar durante el último año en un área clave del proceso de desarrollo del producto.

Pero no todo es acerca del desarrollo profesional sino del desarrollo personal también, trabajar en Intel me permite también mantener un balance entre mi vida profesional y persona y he logrado alcanzar algunas de mis metas personales como son: aprender francés y alimentar mis dos pasiones: cocinar y viajar.

Así pues, mi experiencia ha sido más que positiva, llena de gente y aprendizaje, espero poder seguir agregando buenas historias y anécdotas que podría contarles en el futuro, por lo pronto buena suerte y recuerden trabajar fuerte para lograr sus sueños.

Si estás interesado en conocer más sobre nuestros programas de becas o ya eres parte del programa, y quieres compartir tu historia,  por favor escríbenos un comentario en el blog  y nosotros le daremos seguimiento.

7 Responses to From Costa Rican Scholar to Intel Employee: Ignacio’s Story

  1. Ana Cristina says:

    Ignacio, muy felices de escuchar tu historia!!! Muy orgullosa tambien… nada mejor que saber que nuestros estudiantes han tenido una experiencia tan maravillosa como la tuya. Muchas gracias por compartir tu historia.

  2. Greivin Ureña says:

    Ignasio, se bien lo que se siente, cuando lei su experiencia crei por un momento que era mi historia. Al igual que Ignacio yo tuve la dicha de disfrutar una beca de Inlges con Intel cuando estaba en el TEC, sigo tomando clases en el programa interno, excelente por cierto, porque debo reconocer que el ingles es un area que me ha costado desarrollar pero que me ha abierto muchas oportunidades. Sin duda es un programa que cambia vidas.

  3. Ronald says:

    Ignacio, me parece genial su historia, es interesante ver como de muchos lugares se abren las puertas para crecer. Por cierto, me gustaría saber acerca de esas becas para la práctica del inglés, es claro que en la actualidad es algo primordial el dominio de varias lenguas.

  4. Bryant Esteban Álvarez Canales says:

    Excelente historia! Me incentiva como estudiante becado a seguir aplicando en Intel.

  5. Michael Fernández Montoya says:

    Una gran experiencia, con la cual también me identifico. Ignacio (o Nacho como es conocido por los amigos), fue mi compañero durante la U y ahora, después de un tiempo, nos volvimos a ver las caras como colegas de trabajo. Creo haber sido parte de la primera generación (o al menos una de la primeras) en cursar el programa de enseñanza del inglés en el TEC, una gran experiencia! Lastimosamente, no pude culminar el curso (por vueltas de la vida, tuve que dejar ir esa oportunidad, para tomar una mejor) en todo caso, fue muy provechoso y enriquecedor! Gran historia!